Kawasaki Ninja 300, excede las expectativas

Kawasaki Ninja 300_11Para todos los amantes de las 2ruedas hay una palabra que está conectada con la velocidad, las emociones fuertes y la diversión en circuitos o fuera de ellos, esa palabra es “Ninja”. Aquel apelativo con el que la marca Kawasaki bautizó sus máquinas de carácter netamente deportivo, hace ya más de 20 años; incluso cuando comenzaron a llegar al país las superbikes en la década del 90, era común escuchar que sin importar el modelo y la casa se les acuñaba este sobrenombre.

Pues bien, ya en épocas mucho más recientes hace solo unos años, salió a luz en Colombia una moto que marco una generación en el cuarto de litro, la aclamada Ninja 250R, que en ese momento no tuvo mayores rivales de categoría cumpliendo a cabalidad la promesa de velocidad pero a un mucho menor costo de adquisición y mantenimiento. Dado que ahora vivimos en un mercado en creciente evolución, con ciclos de producto cada vez más cortos, llego la época de renovar la deportiva de entrada de la casa japonesa, presentándonos la Kawasaki Ninja 300.


Conociendo las novedades

No es una evolución del anterior modelo, sino una máquina nueva, con múltiples mejoras que iremos develando. Lo más obvio de diferenciar es el aumento de cilindraje en 50 c.c., pero no es lo único, a pesar de continuar siendo un motor bicilíndrico en paralelo DOHC tiene cambios en casi el 45% del mismo, el bloque es ahora 600 gr más liviano, los pistones pesan 4.6 gr menos, el diámetro de carrera paso de 41.2 a 49 mm, la alimentación ahora es por inyección de combustible y mariposa de doble válvula para regular el paso. Igualmente la relación de compresión bajo de 11.6:1 a 10.6:1, logrando una temperatura de funcionamiento menor que su predecesora, sumado a la nueva cubierta del ventilador, situada detrás del radiador que apunta hacia abajo alejando el calor del piloto, lo cual contribuye considerablemente al confort de marcha, en especial en el tráfico y en los semáforos.

Kawasaki Ninja 300_10Otro cambio significativo está en el embrague, que ahora es anti rebote, una cualidad heredada de las hermanas mayores y algo que los pilotos apreciaran mucho en condiciones de manejo deportivo al momento de devolver marchas a un alto régimen de revoluciones, además de que el tacto es mucho más suave.

El nuevo chasis es tipo diamante en acero y le da una mayor rigidez. Otra renovación notable está en el tablero de instrumentos, ahora de un corte más moderno que el del anterior modelo. El conjunto comienza con un grande y bonito cuentarevoluciones análogo, debajo de él desplazado a la derecha se encuentra el velocímetro digital, que además de velocidad informa: hora, 2 trips, odómetro e indicador de nivel de gasolina. Adicionalmente cuenta con testigos de batería, punto muerto caja (neutro), temperatura, problemas de inyección, aceite, luces plenas y las direccionales.

En cuanto a la estética, en la parte delantera tiene una doble farola de un corte totalmente deportivo, similar al de las superbikes de la marca, con una cúpula baja que en algo ayuda a proteger al piloto de la turbulencia del viento. Los espejos tiene una solución muy interesante para que puedan ser retraídos fácilmente sin que requieran un ajuste adicional en los tornillos, y aunque no son de gran tamaño proporcionan una buena visibilidad. Las líneas generales de la motocicleta son fluidas y están rematadas por un colin de dos niveles sin asideras visibles. Una nueva salida en negro pero con terminaciones cromadas la hacen ver poderosa.

Este nuevo modelo viene calzado, ahora sí, con unas llantas más acordes al rendimiento, con medidas de 140/70 – 17 atrás y 110/70 – 17 adelante, que le dan mejor presencia en la vía cuando nos encontramos detrás de ella y que seguramente también le auguran un mejor apoyo y superficie de contacto.

Kawasaki Ninja 300_3En su montura

Ya ubicándonos en el asiento descubrimos que es amigable con pilotos de baja estatura, pues está colocado a 785 mm, y gracias al estrecho tanque es fácil llegar al suelo. Una vez se gira la llave y se hace el respectivo chequeo de tacómetro, display y combustible estamos listos para encenderla, a lo que nos ayuda el arranque eléctrico. Cobra vida con un pequeño ronroneo para nada incomodo y un nivel muy bajo de vibraciones, colocamos primera no sin antes escuchar el conocido “clanck”, giramos la muñeca derecha el deleite comienza. Poco a poco nos vamos sintiendo a gusto con ella mientras que los 6 cambios de la caja se van recorriendo con una suavidad maravillosa.

Aunque estamos en medio del tráfico citadino vemos que el motor responde bien desde abajo, pero sin mayores ímpetus, tiene un andar que es el esperado, a pesar de que el radio de giro no es el más amplio, se mueve muy bien en la metrópolis.

Después de dejar atrás los trancones y cogestión propios de la capital, enfilamos hacia nuestra prueba de ruta comenzando con una recta larga que nos permiten estirar los músculos de la bicilíndrica e ir conociendo de lo que es capaz. Ya en este punto empiezan las sorpresas agradables, aceleramos decididamente en cada cambio y es una delicia la sensación que nos da de progresión, el motor es justo abajo, pero cuando llega a las 6.500 rpm cobra  vida y definitivamente ente las 9.000 y las 12.500 rpm es un “tote”, nos sorprende ver pasar con facilidad los 150 Km/h y llegar hasta los 178 km/h en donde decidimos soltar el acelerador, una enorme sonrisa el rostro. Se acaba la recta y empiezan las curvas, y lo que antes era entretenido ahora pasa a ser placentero, y me refiero a la manera en que se deja llevar a través de las curvas, eso sí procurando que no baje de la parte media del tacómetro en ningún cambio, es un deleite enlazar curvas, una tras otra.

Kawasaki Ninja 300_9Hasta aquí no tenemos queja alguna ni en motor ni en suspensiones, ya que para alcanzar los límites hay que apurarla, y bastante. En mitad de este deleite, encontramos un carro invadiendo nuestro carril y reaccionamos, el dócil chasis obedece a los mandos y frenamos con bastante contundencia, los frenos responden bien, pero para las velocidades que alcanza esta 300 pensaríamos que podrían ser un poco más grandes en disco y mordaza.

Con el pasar de los kilómetros y las horas a sus mandos, las rodillas ya sufren un poco por la posición, pero recordemos que es una deportiva, así que no podemos esperar una postura touring, y es recomendable hacer paradas para estirar piernas en recorridos largos. El asiento del acompañante es pequeño como toda deportiva y no tiene asas de agarre.

Al volver a la ciudad, ya algo entrada la noche tenemos la oportunidad de comprobar la eficiencia de las luces, que alumbran correctamente el camino y al colocar plenas se ve bastante más de lo esperado.

Todo este recorrido lo realizamos con gasolina extra, pues la relación de compresión lo sugiere y no queremos tener problemas con el motor, sin embargo nos sorprende el consumo, ya que a pesar de usar generosamente el acelerador nos informa un promedio de 98 km x galón, algo muy bueno teniendo en cuenta desempeño y prestaciones.

Si nos esforzamos en buscarle algún tipo de falencia, se la podríamos achacar a los cauchos, pues a pesar de que hacen el trabajo cuando los apretamos desfallecen un poco. También pensamos que unos frenos más grandes estarían acordes a las impresionantes prestaciones.

Kawasaki Ninja 300_16Al fin de cuentas

En términos generales es una excelente moto que a pesar de ser el modelo de entrada a las deportivas de Kawasaki, no defrauda y por el contrario excede nuestras expectativas, y nos dice que a los mandos es mejor que se encuentre un piloto ya con algo de experiencia y pericia para poder disfrutarla de la mejor manera, ya sea en carretera abierta o en un circuito si tienen la oportunidad de llevarla, ya que nos brinda puras sensaciones placenteras como las que esperamos todos los amigos de las emociones en 2ruedas.

6732 Visto 1 Visto hoy
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin

Vea tambien...

Deja un comentario

www.moto2ruedas.com utiliza cookies para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.